Desarrollo economico

Desarrollo económico: El rol del Mercado y el sector privado en América Latina y el Caribe

El desarrollo económico está entre los grandes propósitos de todos los países del mundo y de sus gobernantes. Este se basa en la generación de riqueza que logran las naciones para garantizar la prosperidad de sus habitantes. De esa forma, se garantiza el bienestar económico de la ciudadanía.

Pese a eso, el desarrollo económico no solo se basa en la productividad de los Estados y en sus altos ingresos. También tiene que ver con la calidad de vida que se ofrece a los individuos, es decir, con el ámbito social. La población tiene que poder acceder a servicios de salud, educación, alimentación, entre otros, que sean óptimos. Al mismo tiempo, las necesidades básicas deben de estar cubiertas.

Los países de América Latina y el Caribe han tenido una lucha histórica para alcanzar el desarrollo económico. Algunos, han implementado iniciativas que les han permitido ir avanzando poco a poco en esa ruta. Otros, aún están lejos de lograrlo debido, en parte, a los profundos problemas sociales y a la inestabilidad política.

El continente latinoamericano péndula entre las políticas gubernamentales y los esfuerzos del sector privado para superar las brechas económicas. Evidentemente, cada  aporte cuenta. La gran meta es dejar a un lado el subdesarrollo y hacer gala de economías sólidas en donde la productividad sea la bandera.

Desarrollo económico y  crecimiento económico

Desarrollo económico y crecimiento económico son dos conceptos que, pese a tener significados distintos, están íntimamente relacionados. Para que haya desarrollo económico debe haber crecimiento económico y viceversa. Ahora bien, el crecimiento económico tiene que ver con un incremento de la economía de un país. Este aumento medido en términos de ingresos es un hecho puntual.

En cambio, el desarrollo económico es un proceso más bien sostenido y tiene expresión en muchos ámbitos de la vida. De hecho, cuando el desarrollo económico de una sociedad va aparejado del desarrollo humano, social, cultural ambiental, se habla del desarrollo sostenible.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) se ha planteado una serie de objetivos para el desarrollo sostenible. El fin de la pobreza, el hambre cero, la igualdad de género, agua limpia y saneamiento, son algunos de estos propósitos. Para este organismo, la adopción de estos fines es de carácter universal.

Todo esto con la clara finalidad de que todas las personas gocen de prosperidad pero también de otros beneficios como la paz. Ambos son elementos primordiales para que los individuos puedan desenvolverse cabalmente. Los seres humanos deben hacer vida en un entorno favorable y en donde las condiciones sociales, políticas, económicas y ambientales sean garantizadas.

¿Por qué es crucial transitar hacia una economía desarrollada?

Una economía desarrollada garantiza un nivel de vida óptimo para la población. Constituye el medio idóneo para que la ciudadanía se desempeñe eficazmente en todas las áreas de su existencia. En este tipo de economías, la pobreza y las desigualdades son escasas, no existe dependencia y  hay gran esperanza de vida.

Transitar hacia una economía de esta naturaleza y alcanzar el desarrollo económico es posible a través de muchas vías. La más importante es, sin duda, la educación. Sin embargo, la investigación y la tecnología también son medios de trascendencia. Ambas contribuyen a aumentar la productividad y el nivel de ingresos de las naciones.

Pese a ello, gozar de una economía desarrollada es una tarea que presenta obstáculos para muchos países. La mayoría están anclados a la dependencia económica, a las materias primas como fuentes de ingresos, y a la poca productividad. Eso sin contar la cantidad de inconvenientes que trascienden lo económico.

¿Cuál es el rol del mercado y el sector privado en América Latina?

El Mercado y el sector privado tienen un gran rol que desempeñar en pro del desarrollo económico en América Latina. Principalmente, porque en el ámbito económico no todo puede estar en manos gubernamentales. El empresariado y sus medios de producción son quienes deben otorgar el impulso a la economía. A través de la creación de empresas, de las inversiones y de las exportaciones.

El sector privado también  tiene una destacada participación como generador de plazas de empleo. A mayor cantidad de emprendimientos, mayores fuentes de trabajo para la población. Del mismo modo: a mayor cantidad de personas laboralmente ocupadas, mayor generación de riquezas.

El Mercado es el gran escenario en el que se desarrollan y regulan las transacciones económicas y financieras. El Mercado no debería de ser controlado ni intervenido en exceso por algún agente externo. La oferta y la demanda son las que deben interactuar para garantizar que el desempeño económico sea óptimo. A fin de cuentas, es el Mercado el que genera las condiciones para la acumulación de riquezas.

Un desacierto muy habitual en las economías latinoamericanas ha sido la instauración de políticas excesivamente proteccionistas. En algunos momentos históricos, al Estado ha sido atribuido un protagonismo demasiado grande dentro del espectro económico. Factores como la libre competencia y el respeto por los derechos de propiedad han sido disminuidos.

¿Qué aporta el sector privado ecuatoriano al país?

Según el Banco Central del Ecuador, en el año 2017 el Producto Interno Bruto (PIB) del país fue de 104.295,86 millones de dólares. La economía ecuatoriana tuvo un crecimiento del 3% en comparación a 2016. Este desempeño favorable fue impulsado, en parte, por las exportaciones no petroleras en rubros, como el banano, café y cacao. Así como del camarón elaborado y pescado.

Estos datos demuestran los aportes del sector privado ecuatoriano al desarrollo económico del país. La iniciativa privada también es responsable en Ecuador de la generación de empleos y de la inversión en importantes sectores productivos. El empresariado es un motor importante de la economía ecuatoriana.

Las autoridades gubernamentales están conscientes de esta realidad. En junio de 2018, el ministerio de Comercio Exterior de Ecuador firmó convenios de inversión productiva del sector público-privado. Los sectores claves fueron el atunero, el pesquero, el comercial, el de la comunicación, el de la construcción y la banca.

El objetivo fundamental es crear sinergias entre lo público y lo privado por el bienestar de los ecuatorianos. De todo esto algo está muy claro y es que para que haya un verdadero desarrollo económico debe involucrarse todos los sectores del país. De lo contrario, pocos serán los resultados a lograr.

¿Qué ofrece el foro para los empresarios?

El Segundo Foro de Liderazgo Público 2018, Capítulo Ecuador, contará con ponentes internacionales. Este evento busca ser un espacio para el desarrollo de líderes públicos. No obstante, el sector empresarial no está desligado de esta labor. Por ello, también es un evento que ofrece importantes herramientas para los empresarios de Ecuador y del mundo.

En el foro se realizarán conferencias, como: “Empresas B: ¿Una opción para la eficiencia energética?” y “Consumo Responsable, Mercado Responsable”. Así como las ponencias: “El rol del Mercado y del sector privado en el desarrollo económico sostenible de América Latina y el Caribe”.

Estas ponencias abordan el tema económico y la trascendencia de la iniciativa privada. Se trata de ver en contexto cómo lo público y lo privado están relacionados dentro de la sociedad. Igualmente, cómo los líderes públicos interactúan con otros sectores.

La idea de este encuentro también es que los actores privados tengan una participación activa en la formación de los líderes públicos. El sector privado es el que percibe más directamente si las políticas públicas son eficientes o no. De allí, la importancia de que tengan presencia en el evento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *